Queridos alumn@s.
Esperamos de todo corazón que tanto vosotros como vuestra familia, amigos y gente apreciada se encuentren lo más tranquilos y sanos posibles en esta situación tan extraña que nos está tocando vivir.
Muchas son las reflexiones que nos hemos ido haciendo durante estos meses. Muchos han sido también los estados de ánimo que hemos ido transitando, donde el miedo, la incertidumbre, la tristeza y el dolor por alguna pérdida puede haber estado más presentes que nunca.
Los límites entre lo público y lo privado, la vida y la muerte, la necesidad y la seguridad, la libertad y el miedo, parece que han hecho «fricción» más que nunca, se nos han puesto delante y como diríamos en la Gestalt: «Se nos han hecho figura».
Parece que el espacio vital removía todos sus cimientos mientras lo de fuera invitaba a un espacio de tranquilidad, recogimiento, y donde por fin, la Naturaleza podía expandirse mostrándonos fotografías y escenarios que hacía años que no veíamos, con la aparición de animales en las costas, en los mares, cielos y montañas.
Todos hemos coincidido mucho en esta apreciación de que «afuera» parecía estar más hermoso que nunca….
Así que, quizás hemos sido capaces de sincronizarnos con esa realidad exterior y sentir esa misma tranquilidad, renovación, paz, calma; y hayamos aprendido a habitarnos en un espacio vacío donde nada falta y donde todo puede manifestarse. Un abismo vacío si, pero sin dejar de ser un espacio fértil al mismo tiempo.
Así que, ¿volver a lo de antes? ¿A la «normalidad? Quizás no. Y quizás algo hayamos integrado desde nuestra vulnerbilidad como individuos y especie humana.
Nosotros,como escuela,  vislumbramos ahora la posibilidad de re-encontrarnos en otro sitio y desde otro lugar, desplazando la escuela a un espacio abierto donde como sabéis sólo podemos encontrarnos diez personas a la vez (nueve alumnos y uno de nosotros).
Así que lo que necesitamos es que durante los próximos dias nos digáis a qué horario del que os presentamos os apetece uniros.
Será indispensable que cada persona traiga su mat y que os comprometáis con el horario en la mayor medida posible,  ya que quizás un porcentaje alto de la escuela se «quede fuera» hasta que podamos reencontrarnos donde hasta ahora. En casa ; ).